4.2.09

Cuentas de luz en Europa…

Las "divisiones" de Energía y de Asuntos del Consumidor de la Comisión Europea acaban de anunciar que lanzarán una investigación sobre los precios de la electricidad en toda la Unión Europea. Existen antecedentes que los precios cobrados por algunos suministradores en varios de los 27 Estados miembros son “demasiado altos” y que menos de 2/3 de los consumidores no están satisfechos con su suministrador. A eso se suma que alrededor del 60% de los consumidores vieron incrementados sus precios el año pasado, contra un 3-4% para quienes disminuyó (a pesar de las actuales caídas en los precios del petróleo y el gas).

A diferencia del Reino Unido, donde algunos parlamentarios incluso han pensado en legislar para bajar los precios, la Comisión no pretende introducir nueva legislación… aún. Pero la decisión de investigar se enmarca claramente en la estrategia de “presiones” que la Comisión lleva a cabo desde hace un tiempo en el sector eléctrico, tendiente a que los consumidores puedan elegir libremente su suministrador. Esto ocurre en algunos pocos países europeos, pero no es la regla.

El objetivo central: que todos vean los beneficios de la competencia a nivel del retail. ¿Llegará esa libertad de elección a Chile alguna vez? Vieja historia...

2 comentarios:

Francisco Agüero dijo...

Muy vieja historia, y está muy lejos de re-pensarse, más allá de intento pre-legislativos en el país (la "Ley Larga", circa 2000)

JPC dijo...

Yo tengo la sensación que no estamos tan lejos como se cree. La emisión de la Res. Ex. 386 de la CNE, que definió el mecanismo para las ofertas de reducción/aumento de consumo de parte de generadores a consumidores finales regulados, es un paso en el sentido de acercar otros actores eléctricos al consumidor final. Lo que es relevante es que en términos de organización de la industria, el consumidor final sea atractivo para otros actores. Al parecer, los bajos consumos medios de los hogares junto con complicaciones en la recaudación, que deviene en morosidad y carteras vencidas, no atraen tampoco al mundo privado aún. ¿Qué políticas públicas se pueden implementar para esto? En muchos estados la apertura del retail fue negativa en cuanto a precios, se me viene a la mente el citado caso de California el 2001, justamente por una mala implementación de políticas públicas. Más cercanamente, las licitaciones de suministro devinieron en precios medios de largo plazo mucho más elevados de lo que esperaba el mercado, fundamentalmente por falta de competencia en las ofertas (no culparía la coyuntura, pues las ofertas eran a 15 años). Nuevamente, una política pública que fue bien pensada pero no tan bien ejecutada!